Hayas, las damas del otoño

hayedos de La Rioja

Si pensamos en un bosque de cuento, a buen seguro nos vendrá a la mente un hayedo. Son bosques cargados de magia y misterio en los que parece que en cualquier momento pudiera aparecer un duendecillo asomando la cabeza entre sus protuberantes y musgosas raíces. Y si el hayedo es un bosque de ensueño, el otoño hace que estos lugares incrementen su belleza de manera que nos aporten algunas de las estampas más bellas que la naturaleza pueda regalar a nuestros sentidos. Las pequeñas hojas de las hayas toman en esta época miles de tonalidades distintas que juegan entre marrones, amarillos y anaranjados.

El haya es amante de la sombra y la humedad. Dentro de los bosques de frondosas, es una de las comunidades más características de las comunidades más características de la región eurosiberiana. Los hayedos aparecen entre los 900 y los 1.800 metros de altitud, y sobretodo en aquellas zonas donde las precipitaciones son más abundantes y las nieblas frecuentes; por este motivo los hayedos se encuentran en las laderas de orientación norte donde los frentes procedentes del Atlántico liberan más humedad. En La Rioja, las mejores y más extensas masas de hayedo se localizan en las sierras occidentales, la Demanda y San Lorenzo, principalmente en la cuenca alta del Oja y en la media del Najerilla, zonas donde es la especie dominante.

Según el Tercer Inventario Forestal Nacional los hayedos riojanos ocupan unas 24.000 hectáreas, pero además el haya aparece diseminada en otras comunidades forestales y se encuentra en proceso de expansión. Tradicionalmente, de los hayedos se extraía madera, leña y carbón; hoy en día, la práctica desaparición de este tipo de aprovechamiento ha contribuido a su recuperación en los montes. Además, la capacidad del haya de regenerarse bajo condiciones de sombra le permite la colonización de pinares y robledales. Pero no sólo los montes arbolados están siendo colonizados por el haya; también brezales, bujedas, escobonales y hasta terrenos abiertos constituyen buenos nichos de regeneración para la especie.

El haya (Fagus sylvatica) es un árbol de porte esbelto que puede alcanzar los 40 metros de altura y hasta casi 3 de diámetro. Su copa es globosa y acampanada si se encuentra en solitario, pero si en bosques densos, su copa es más reducida. La pantalla contra la luz que suele formar su dosel impide el desarrollo de otras plantas, aunque los hayedos sí son un buen refugio para especies como el lirón, tanto careto como gris, el ratón leonado, corzos y jabalís, además de aves como el azor, el trepador azul, carbonero palustre o el azor, entre otras.

Los hayedos nos esperan con sus mejores galas, ahora es el momento, no perdamos la oportunidad de disfrutar de un paseo bajo la mágica luz de estos bosques. Afortunadamente en la Rioja los tenemos muy cerca y en abundancia.

¿Por qué las hojas cambian de color?

Las hojas de los árboles son como pequeños paneles solares. Las hojas usan la luz solar para recoger el alimento de los árboles. Este proceso se conoce como fotosíntesis, cuyo significado etimológico es ‘usar la luz para mezclar’. Cuando la luz entra en la hoja una parte especial de la hoja llamada cloroblasto, usa la luz para cambiar el dióxido de carbono y el agua por oxígeno respirable y glucosa. En el cloroblasto hay una sustancia llamada clorofila, que permite que la fotosíntesis que les da el color verde a las hojas. Cuando llega el otoño las horas de luz disminuyen esto implica que la clorofila de las hojas empiece a decrecer. Ahora se ven otros pigmentos presentes en la planta carotenoides (el anaranjado) y xantofilas (la tonalidad amarilla). Además algunos árboles sintetizan en otoño pigmentos de color rojo o púrpura (antocianinas).

Hayas singulares de La Rioja

El Inventario de Árboles y Arboledas Singulares de La Rioja, incluye 62 ejemplares arbóreos que ya sea por su porte, belleza o hito cultural son dignos de ser destacados y conservados. Entre ellos figuran cuatro hayas:

  • Haya de Ortigosa: (Ortigosa de Cameros). Declarado por sus valores culturales y estéticos.
  • Haya de los Carrias: (San Millán de la Cogolla). tamaño y valor tradicional.
  • Haya Torcida: (Anguiano). Tamaño y valor estético.
  • Haya de los Pastores: (Ezcaray). Tamaño y valor histórico.

Áreas recreativas en zonas de Hayedo en La Rioja

  • El LLano de la Casa (Ezcaray)
  • Prado Iguareña (Valgañón)
  • Urre (San Millán)
  • Río Tobía (Tobía)
  • Valvanera (Anguiano)
  • La Soledad (Canales de la Sierra)
  • El Terruelo (Muro de Cameros)
  • El Robredillo (Ortigosa de Cameros)
  • Achichuelo (Villoslada de Cameros)

Descargar el archivo con el Bosques de cuento. larioja [pdf 34 Kb]

2 respuestas a «Hayas, las damas del otoño»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.