Ilustre paseo

solar de Valdeosera (La Rioja)La visita al Solar de Valdeosera ofrece una interesante excursión en pleno Camero Viejo

Valdeosera, sin duda un nombre sugerente. La denominación de esta aldea, que se encuentra en el término municipal de San Román de Cameros, viene de Val de Osera o Valle de los Osos y está motivado, según cuentan las crónicas, por la abundancia de osos que siglos atrás hubo en la zona. El Solar o villa de Valdeosera se encuentra a 1.200 metros de altitud, en pleno Camero Viejo, en el valle del Leza e incluido en los territorios declarados Reserva de la Biosfera. En este lugar, hoy despoblado, encontramos un antiguo núcleo poblacional donde llama especialmente la atención la Casa Solar con su enorme blasón de alabastro.

Para poder acceder a este recóndito lugar deberemos llegar a la localidad de San Román de Cameros, uno de los pueblos más interesantes de la sierra. Podremos acceder al Solar a través de una ruta a pie de aproximadamente unos seis kilómetros. Para ello, deberemos tomar desde San Román la LR-250 e ir dirección Logroño. Cruzamos el puente sobre el río Leza y llegamos a la aldea de Velilla, que se encuentra a aproximadamente un kilómetro.

Esta aldea también estuvo deshabitada, pero que en la actualidad tiene muchas casas recuperadas. En la entrada de Velilla y tras callejear llegamos a la iglesia, seguiremos un sendero que nace detrás del templo y comenzamos a ascender el barranco, primero entre chopos y más arriba entre robles. En las inmediaciones hay una antigua tejera que abastecía de tejas a los pueblos de alrededor. Seguiremos el sendero hasta llegar a una pista que nos llevará hasta nuestro destino, el Solar de Valdeosera.

También en coche

Para aquellos que no dispongan de tiempo o no tengan ánimo de caminar existe una opción más sencilla, en coche. La opción es más cómoda, aunque sin duda, menos atractiva. Podremos acceder al Solar por una pista forestal que parte de la localidad de Hornillos de Cameros, uno de los pueblos más altos de La Rioja. Unos metros antes de llegar al pueblo, a mano izquierda, parte una pista, no tenemos más que seguirla (no despistarnos en un desvío que hay a la derecha) y al cabo de unos cuatro kilómetros llegaremos al despoblado de Valdesosera.

Una vez allí, podremos ver la casa solariega o Casa de Juntas con su hermoso escudo de alabastro con más de mil años de antigüedad y las trece casas que componen la villa, trece casas pertenecientes a los trece linajes.

Los ‘solares’ como este de Valdeosera, están constituidos por la propiedad de un territorio, con todos sus derechos y jurisdicciones, asignada a una persona y a sus descendientes. En los Cameros encontramos otros dos solares: el de Tejada, en Laguna de Cameros, y el de las Calderas, en Pinillos.

El Solar de Valdeosera es, junto con el de Tejada, la más antigua institución nobiliaria de España vigente en la actualidad. Su origen se remonta a los privilegios concedidos en el siglo IX por el rey Ramiro I de León a don Sancho de Tejada. El rey le otorgó estos privilegios en agradecimiento por los servicios prestados a la Corona, especialmente por su participación en la batalla de Clavijo. Los títulos y derechos han sido confirmados por casi todos los monarcas desde el siglo XV hasta la actualidad. Hoy día, los privilegios se reducen sólo a la categoría nobiliaria de ‘señores caballeros diviseros’ y al derecho a usar el escudo de armas concedido a sus antecesores, pero siglos atrás, la pertenencia a estas instituciones implicaba importantes beneficios, como la exención del pago de los impuestos. Cada 12 de octubre se reúnen los diviseros en Valdeosera, a donde acuden gentes descendientes del Solar de toda la geografía española.

Más información www.valdeosera.com

Descargar el artículo en pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.