El viejo Tejo

febrero 7, 2013 en En ruta

el tejo de anguiano   Sin duda, el pueblo de Anguiano es uno de los más bellos y singulares de La Rioja. Ya sea por su ubicación en pleno valle del río Najerilla, por su cuidado núcleo urbano o por la afamada fiesta de la danza de los zancos, es destino turístico obligado. Pero además, Anguiano esconde en los montes que le rodean un importante tesoro natural, un tejo que se dice es el árbol más viejo de la región.
El tejo, incluido en el Inventario de Árboles Singulares de La Rioja, se encuentra en un paraje de de difícil acceso a unos cuatro kilómetros de la localidad. Al tejo se puede llegar por diferentes rutas, pero nosotros acudimos hasta ésta reliquia natural, quizás por una de las más largas, guiados por Vicente Zabala y otros miembros de la asociación senderista de Anguiano que nos acompañaron hasta el lugar ya que son buenos conocedores de estos parajes.

Salimos de la plaza del pueblo para tomar por la calle de la Barrera el Barranco de la Umbría, una fuerte pendiente en la vamos dejando a nuestra espalda la Peña del Reló o San Quiles.

Tras este primer esfuerzo tomamos un camino que discurre por el hayedo de Aidillo, un lugar excepcional donde refugiarnos del intenso calor veraniego. Al cabo de unos cuantos metros llegamos a la pista forestal que parte del pueblo y que asciende en dirección a los cortados calizos del Congosto, pasaremos una fuente que dejaremos a nuestra derecha para continuar el ascenso.
Seguiremos la pista hasta un corral abandonado y continuaremos recto hasta cortar de nuevo con la pista, subiremos por el fondo de una vaguada bastante pronunciada hasta llegar a un collado desde el que se divisa una amplia panorámica del valle del Najerilla y del valle del Ebro.
Estamos en la loma conocida como ‘La Verdigüela bajera’. Frente a nosotros en un canchal ya podemos divisar la copa verde del solitario y anciano tejo. Tomaremos ahora una senda ladera que desciende a la izquierda, la seguiremos para atravesar el hayedo y a los pocos metros descender de nuevo a la izquierda para cruzar el arroyo de Río Frío. Seguiremos ahora por un terreno más escarpado y pedregoso hasta que al poco, a nuestra derecha y tras ascender por una dificultoso camino de lajas, se alzará el tejo imponente frente a nosotros.
Hemos llegado a este tesoro viviente de más de 6 metros de perímetro de tronco y que según dicen los expertos tiene una edad que ronda los 1.500 años, lo que le otorga el honor de ser, presumiblemente, el árbol más viejo de La Rioja.
También podemos acceder al tejo saliendo de Anguiano en dirección Logroño, tomando la pista que sube por el arroyo de El Regatillo y tomando una senda que nos acerca hasta él. En el pueblo este árbol es muy conocido y cualquier lugareños nos podrá indicar el camino.
Ya de vuelta no podemos pasar por alto un paseo por la localidad de Anguiano y visitar sus tres bonitos barrios: Eras, Mediavilla y Cuevas.

¿Quieres saber más del tejo?

TEJO (Taxus baccata)
Descripción y hábitat: El tejo (también conocido como Tejón, Tajo o taxo) es un árbol de mediana talla que rara vez sobrepasa los 10 metros de altura, aunque puede llegar a 20 m. Sus hojas perennes son de un color verde intenso. Su tronco es grueso y recio con corteza de color gris-rosado. De crecimiento lento es una de las especies de árboles más longeva. Florece desde finales de invierno y sus «frutos» maduran desde finales de verano. Normalmente se presenta ligado a las laderas y barrancos umbríos de áreas montañosas y roquedos de difícil acceso.
Población: Aunque nunca llega a formar bosques, es frecuente en el norte de España. En La Rioja se encuentra entre 800 y 1.700 m. de altitud. Antaño era mucho más abundante. Hoy, en cambio, es una especie muy poco numerosa.
Ejemplares singulares en La Rioja: Tejo de Urbión (Viniegra de Abajo) y Tejo de Anguiano (Anguiano).
Usos y curiosidades: La madera de tejo es muy apreciada por ebanistas y torneros porque seca rápidamente y bien, es fuerte, dura, resistente. Por su flexibilidad fue muy utilizada durante la Edad Media en la construcción de arcos. Las hojas, ramillas y corteza contienen un alcaloide, la taxina, muy tóxico para el hombre y el ganado, a la que se le ha descubierto cierta efectividad anticancerígena. En numerosos lugares de España el tejo ha estado y está ligado a multitud de tradiciones religiosas, sociales y culturales (brujería). Era considerado por los celtas árbol sagrado y cuenta la leyenda que el arco de Robin Hood era de este material.

Descargar el artículo completo El viejo tejo. larioja (archivo pdf)