Higos secos, energía en el monte

octubre 19, 2012 en De comida campestre

cómo secar higosHacía tiempo que quería hacer higos secos y por fin este año me he decido. Los higos deshidratados nos proporcionan seis veces más energía que los frescos, además la deshidratación concentra los nutrientes convirtiendo esta fruta en una fuente rica en potasio, calcio, hierro, fósforo, magnesio, y vitaminas A, B y C. También son ricos en fibra y ayudan a disminuir los niveles de colesterol en sangre.

Como vemos, los higos deshidratados poseen numerosas virtudes, también un alto contenido en azúcar, así pues tendremos que tener un buen aliado en nuestras rutas por el monte porque nos servirán como perfecto tentempié y fuente de necesaria glucosa.

A continuación os voy a explicar cómo deshidratar higos, es muy sencillo y una buena forma de aprovecharlos para comerlos en invierno o cualquier otra época en la que no se encuentran en fresco.

Ingredientes

- Higos frescos. (época de recolección: septiembre)

- Palos de espino o endrino (que tenga pinchos)

- Un cañizo (opcional si no lo hacemos en palos de pinchos).

- Harina (para el final del proceso)

- Sol y aire.

Modo de preparación

Aunque hay diferentes maneras de elaborarlos yo he escogido la técnica de secado en palos de endrino. El método de desecación es totalmente natural, utilizando el sol y el aire, para ello será importante que lo hagamos en aquellas regiones o en días donde no vaya a llover. Se cogen los higos del árbol (mejor que no estén muy maduros y que no tengan ninguna deformación) y se incrustan por el rabo de los pinchos del palo elegido.

Así los dejaremos, al sol y en un lugar donde corra el aire. Deberemos tener cuidado de si llueve retirarlos o cubrirlos inmediatamente, si se mojan pueden enmohecerse y estropearse. Cuando veamos que pasadas unas semanas ya tienen un aspecto más seco y que no contiene líquido, nuestro higos estarán listos para el siguiente proceso. Deben estar bien secos sino el sabor no está tan bueno y además se estropearán con rapidez.

Recogeremos los higos, los aplastaremos con cuidado y los pasaremos por un poco de harina. Ya estarán listos para consumir y llevarlos al monte. Mejor conservarlos en un lugar fresco y seco.

Hay otras técnicas de secado, con papel de periódico, sobre cañizos…a mí esta me ha funcionado, es cuestión de probar. ¡buen provecho y buena ruta!

Más información sobre las higueras (Ficus carica)